Blog

  • COMO CONTRATAR UN SEGURO DE MOTO

    • Hoy en día, los mejores precios suelen venir de aseguradoras online, pero, a veces, un buen agente de seguros,  que de verdad haga su trabajo, puede compensarnos a pesar de trabajar para una compañía más cara.
    •  
    • Comprueba que tu póliza cubra Responsabilidad civil Ilimitada. Si no es así,  te tocaría  pagar a ti  la diferencia de una hipotética indemnización.
    •  
    • La cobertura de robo interesa en vehículos con un cierto valor. En motos con más de diez años, no suele salir a cuenta.
    •  
    • Lo mismo en cuanto al llamado “A todo Riesgo” o cobertura de daños propios.  Como el vehículo se valora según su valor de mercado (o valor venal),  puedes estar pagando por tu póliza más de lo que te pagarían por pérdida total de tu moto.
    •  
    • La “asistencia” es fundamental en motos antiguas, o en las que suelen rodar por vías interurbanas, pero no lo es en scooters nuevos que no salgan de la ciudad.  Tenlo en cuenta porque incrementa el precio en unos 40 euros.
    •  
    • Si ya has decidido la cobertura,  solo debes tener a mano los datos de tu DNI,  de tu Carnet de Conducir,  El Permiso de Circulación y Ficha Técnica de tu moto, y también el número de tu cuenta bancaria.     A través de la aplicación de la aseguradora podrás contratarlo en pocos minutos.
    •  
    • Si lo prefieres, ponte en contacto con nosotros, en el telf.. 933309500 o el correo info.motospace@gmail.com, y lo gestionaremos por ti.
  • COMPRAR MOTO EN BARCELONA

    Ya te has decidido a comprar una moto.  Seguramente tienes claro cual quieres, pero siguen asaltándote un montón de dudas.  

    Si has decidido comprarla nueva,  es recomendable ponerte en manos de un servicio oficial de la marca.  Pagarás lo mismo que en cualquier otro punto de venta, pero cuando pases revisiones, o cuando necesites una reparación en garantía,  te dará un servicio mucho mejor.

    Las marcas,  Piaggio, Yamaha, SYM, Kymco, Honda, Suzuki…… se preocupan de que los técnicos que trabajan en los servicios oficiales reciban cursillos periódicos de formación, y  de que tengan siempre las herramientas (mecánicas o informáticas) necesarias para la correcta puesta a punto.

    Una moto usada puede ser una excelente opción.....si la compras a un profesional.  Pagarás lo mismo que a un particular,  pero estará revisada, y tendrás la enorme tranquilidad del año de garantía obligatorio por ley.   Durante un año,  aunque algo falle, estaremos a tu lado.

    Si, a pesar de mis consejos eliges comprar a particular,  es fundamental que lleves la moto a revisar por un profesional acreditado antes de cerrar la venta,  y aprovecha para llevar la documentación.   Puedes ahorrarte más de un disgusto.

    Seguro que te quedarán dudas.  ¡Llámanos!.  Estamos encantados de ayudarte.  Motospace 933309500

  • BARCELONA EN MOTO. MONTJUIC

    Pasamos entre las dos torres venecianas de Plaça Espanya,   con el Palau de l’Exposició al fondo.   Conforme voy acercándome al trazado del antiguo circuit del parc,  un pequeño escalofrío recorre mi espalda y se le contagia a mi scooter, que parece querer hacerse mayor.  Y es que, por este asfalto, hace algunos años corrían las motos de resistencia en las 24 horas de Montjuic.  

    Giro a la derecha,  ya en el trazado del antiguo circuito. Despacio, saboreando el aire,  el olor de los árboles, voy empalmando curvas:  La Pérgola, El Poble Espanyol,  Sant Jordi….Al final de La recta del estadi nos desviamos hacia el castillo,  el viejo castillo desde el que veremos una incomparable panorámica, del puerto,  el casc antic….y toda Barcelona, con Collserola allá lejos.

    Desandando camino, pasamos por la fundación Joan Miró, y bajamos hacia el museo Etnológico.  Poco después, parada obligatoria en La Font del Gat y el Teatre Grec,  para pasear, para sentir en el anfiteatro de piedra el eco de tantos rapsodas.

    Poco más allá, el Mercat de les Flors,  ahora teatro experimental casi nos devuelve a donde las torres venecianas nos saludaron…

  • CORRER EN MOTO......PLACERES.

    Cuando Kevin Schwantz dijo aquello de “correr en moto es lo más divertido que se puede hacer con la ropa puesta” se acercó mucho a lo que sentimos los que hemos vivido esas sensaciones.  

    Si, desde dentro de un mono de cuero, abrazado a unos semimanillares,  has acelerado a fondo en un circuito, si  has notado cómo el neumático se pelea con el asfalto caliente,  si te has pegado al depósito, detrás de la cúpula,  oyendo solo el aire a chorrocientos por hora….,  si a final de recta has dejado pasar los avisos de 300 metros,…..200 metros…..y has seguido gas a fondo….., si has aguantado las ganas de frenar  hasta más allá, mucho más allá de lo que la lógica te pedía….. Entonces sabes qué es lo que se siente. 

    Entonces sabes a cuantas pulsaciones puede batir tu corazón.   Sabes como de tensos pueden estar tus antebrazos,   sabes la fuerza con que el viento te empuja para descabalgarte a doscientos y pico por hora,  sabes el enorme placer que se siente al inclinar en el curvón,  en cuarta, muy rápido, y abrir a fondo….once, doce mil revoluciones,  rodilla en tierra,  sintiendo como el asfalto se enfada,  como muerde tu deslizadera intentando llegar al cuero.

    Sabes que es la última,  la última curva,  estás muy cansado,  empapado en sudor,  pero abres a fondo, con el alma en un puño porque no te queda goma,  ni fuerza, ni aliento…..y levantas la moto,  y le pides un último esfuerzo ¡venga, tu puedes!.....quinta, sexta…. Y pasas junto a  la bandera de cuadros…..¡Lo has hecho!   

    Solo nosotros sabemos qué es eso….

  • LA MOTO UTILITARIA

     

    Estás harta/o  de madrugar,  de hacer mil transbordos en transporte público,  de consumirte en atascos,  de perder horas y horas cada día……..

    ¡de hoy no pasa,  me compro la moto!

    Pero ¿qué moto me compro?.   Todo el mundo me aconseja: “cómprate una como la mía, a mí me va de miedo”,   “no se te ocurra comprarte la……¡Van fatal!”….

    Comprar una moto siempre tiene un punto de pasión,   pero en el caso de las utilitarias, lo que compramos es una “prolongación de nuestras piernas”,  una herramienta que nos regala tiempo, tranquilidad.   

    Como herramienta que va a ser,  debemos elegir una que se adapte a nosotros, y no al revés,   pensando en los aspectos prácticos antes que en los estéticos o en los datos de potencia o velocidad.

    Lo primero que debemos hacer es pensar dónde vamos a usar la moto:    Si el uso va a ser 100% urbano,   cuanto más estrecha, y más ligera, mejor.  El mayor tamaño, que por carretera, proporciona mayor confort, autonomía, etc  es, casi siempre, una limitación cuando nos movemos a ritmo urbano,  y suele suponer mayor peso, lo que repercute en la manejabilidad, y en la facilidad para moverla en parado.

    El caso contrario sería el uso por vías rápidas,  como carreteras, autopistas, rondas urbanas…..  Entonces necesitas una moto más potente, con mejores frenos,  con frontal más envolvente, que te protegerá del frío y de la lluvia,  con depósito de mayor capacidad, para no repostar cada dos días….. 

    Si estás en un caso intermedio, debes valorar cual es el porcentaje de tu tiempo que pasas en carretera, y cual en ciudad,  y elegir según lo que más importancia tenga.

    Por ejemplo:  si de lunes a jueves te mueves dentro de la ciudad, pero cada viernes debes hacer 50 kilómetros de carretera,   debes descartar las 125 ligeras,  que estarían en inferioridad de condiciones en ese recorrido.

    Otro factor importante es la ergonomía.  La moto debe ser adecuada a nuestras características físicas. Debemos llegar con los dos pies al suelo, bajada del caballete.  Si no llegamos,  conviene modificar el espumado del asiento para reducir altura.  Es mejor perder comodidad y ganar seguridad, sobre todo si somos novatos.    Aprovecharemos para comprobar si tenemos fuerza suficiente para subirla de nuevo (tiene truco).

  • COMPRAR MOTO A PARTICULAR ¡CUIDADO!

    Cuando decidimos comprar una moto usada, solemos dudar entre comprarla a un particular o a un profesional. ¿Cuales son las ventajas e inconvenientes de uno u otro sistema?

    La compra a un particular tiene (o debería tener) como ventaja principal el menor desembolso económico.  Ese -teórico- menor precio suele tener como consecuencia que nos entregarán la moto tal y como el anterior propietario estaba circulando con ella, sin ningún tipo de revisión ni puesta a punto. 

      Si bien el anterior propietario nos dirá que "está impecable", en el 95% de los casos habrá olvidado el mantenimiento y, en muchas ocasiones también la obligatoria ITV.

    La mayoría de particulares, cuando venden su moto, obran de buena fe, pero, incluso estos han podido cometer graves errores en el mantenimiento del vehículo.

    Es muy frecuente que algunos usuarios se atrevan a reparar el motor, la transmisión o los frenos de su moto. O que tengan el típico "amigo que sabe mucho de motos" que le monta un variador con el que "te va a ganar veinte kilómetros por hora". Este tipo de inventos o la simple ausencia de mantenimiento, suelen acabar, antes o después, en desastres más o menos graves, más o menos onerosos que, en muchos casos deberá asumir el nuevo propietario.  

    Si bien la normativa vigente establece un plazo de seis meses durante los cuales puede reclamarse al particular por vicios ocultos, en la práctica es inviable,  dejando como única posibilidad de reclamación,  la presentación de una querella en el juzgado, previa contratación de abogado, procurador, etc.

    Decíamos al principio que todos estos inconvenientes deberían quedar compensados por el menor desembolso de la compra a particular, pero es que actualmente ya no es así.  Hoy día, el que vende una moto, consulta en internet, en revistas especializadas y fija el precio de su moto al mismo nivel que el de una moto vendida por un profesional. 

    ¿Cual es entonces la ventaja de comprar una moto a un particular?....Yo no lo sé. Dímelo tú....

    Frente a esto, los profesionales estamos obligados por ley a dar garantía de un año en piezas y mano de obra para cualquier moto usada que vendamos. Para responder a esta garantía, las motos se revisan concienzudamente, no solo el motor, sino cualquier elemento que pueda afectar a la seguridad y al placer de conducir.  Antes de entregar la moto a su nuevo propietario se comprueba si la ITV está en vigor,  se pasa de nuevo si le quedan menos de seis meses de vigencia y se gestiona el cambio de nombre.

    Si a esto le suma que también  gestionamos la financiación,  tramitamos el seguro, recompramos la moto vieja...

    Creo que queda muy claro que, excepto en casos muy concretos (un 5%) es mucho más segura (y acaba siendo más barata) la compra a un profesional como Motospace que a un particular.

  • Escribiendo en Google "comprar moto Barcelona"

    Todos hemos pasado por ese momento.  Cuando nuestros dedos teclean esa frase, u otras como “financiar moto”  “comprar moto con garantía”  “moto nueva o usada”  o otras parecidas, ya llevamos tiempo dándole vueltas a la idea.

    Son muchos los motivos para comprar una moto.  Quizá lo tuyo es pura pasión, sueñas con ella,  tienes un poster en tu dormitorio…….¡pues cómpratela! ¡cómprate esa!  no busques razones. La vida es corta y hay que disfrutarla.    

    Pero si pesa un poquito la razón, empiezan las otras dudas.  Te preguntarás:   qué, cuando, cómo, donde….porqué…     Y es que hay muchas razones, o pasiones, por las que llegamos a ser centauros,  a sentir eso tan difícil de explicar que se siente encima de una moto

    Si te gusta exprimir toda la potencia, notar como inclinas con solo pensarlo, como si fueseis un solo cuerpo….lo tuyo es una deportiva.      

    Quizá estés harto de perder horas de tu vida en los atascos, al volante de tu coche,  o de hacer transbordos en transportes públicos…. Entonces probablemente tu moto debería una utilitaria,  de pequeña cilindrada.

    Si para ti, la utilidad es secundaria, si quieres sentirte orgulloso de tu moto,  ser el centro de atención, pasear despacio luciendo cromados y cuero…. Necesitas una custom

    Quizá  tu espíritu es el de un explorador,  que no se detiene ante las dificultades…. Eres jinete de Trail…

    Has dado un gran paso,  sabes qué moto quieres,  pero quedan muchos interrogantes ¿nueva o usada?  ¿la compro a un particular, o a una tienda?  ¿La financio o la compro al contado?

    De todo esto, y de otras muchas cosas vamos a ir hablando en este blog.  Cuéntalo

  • Ahora, la de arena.....

    Crecidito, por el resultado de Alcarrás, me presenté en la siguiente carrera. 22 de mayo. Parc Motor.  

    Neumático trasero nuevo, un Conti racing 2-cr.  Teta de monja, a decir de los que saben. 

    Primera manga de entrenos.  Bastante mal.  Incluso  mi amigo y abogado Santi, con su cbr 600 me metió un par de segundos.

    Esto no puede ser.  Pensando en la segunda manga pongo los calentadores de neumáticos, que tenía hace veinte años, pero no había usado nunca.

    Segunda manga.  Concentración.   En la segunda vuelta me pasa la otra CBR "la oficial".  Como he calentado los neumáticos no necesito esperar las dos vueltas de rigor para abrir gas.   En la rápida de izquierdas antes de la subida de entrada a meta abro a fondo.......y me despierto en el hospital de Igualada, un día después.   

    Sí, me caí....o, mejor dicho, me dí una hostia de las buenas,  con hemorragia cerebral,  clavícula y dos costillas rotas,  y una terrible sensación de haber cometido un grave error.

    El nuestro es un deporte de riesgo y, cuando menos te lo esperas, te pasa factura por todas las tonterías que has venido haciendo y que te salieron bien.

    Unos días después supe que esta hemorragia cerebral, en un 40% de casos, acaba en fallecimiento (y si hubiera sido por Montse, de la federación,  habría entrado en la estadística), pero soy duro de pelar, y aquí estoy.       Eso sí,  mi campeonato....a la porra!

    Continuará.

     

  • Más batallitas....digo, carreritas

    A pesar del tiempo transcurrido no había dedicado mucho tiempo ni dinero a mejorar mi vieja FZ 750, mi "carro de polos", que en realidad había ido a peor, porque las verificaciones son cada vez más duras y me obligaron a quitar algunas piezas importantes, como la llanta trasera de FZ6, que, al ser de 17 pulgadas me permitía montar neumáticos modernos y las pinzas de freno monoblock, que también fueron consideradas demasiado modernas por los comisarios técnicos (un día hablaremos sobre los criterios de verificación en función de lo famoso de tu apellido).      Total, que arranqué la temporada con una moto peor que el año pasado.  Eso sí, la habia dejado preciosa, pintada como la oficial de Yamaha USA que pilotó Eddy Lawson en el año 85. A ver si se le pegaba algo.....

    Con estas me presenté en el circuito de Alcarrás, yo solo, con mi furgo, mi caja de herramientas, mi carpa y mi vieja Yamaha.        Ambientazo espectacular:  69 inscritos en clásicas, de ellos, 47 en mi categoría.  Camiones, equipazos, pilotos venidos de media España....¡bufff!  ¡José Manuel, me parece que te van a pasar por encima de la cabeza...!

    Hacia fresco y acababa de llover. Salí a la primera tanda de entrenos cronometrados con los neumáticos viejos, con  cuarenta vueltas en las lonas.  Pues sí,  bastante mojado, pero agarra bien. Pasé a unos cuantos que parece que iban pisando huevos ¡chavales, que esto es una carrera!.    Acabé la tanda. 1,59 en mojado ¡ 4º mejor tiempo de 69 tíos! . No está mal.   

    En el segundo entramiento cronometrado, el viento había secado parte del circuito, pero quedaban bastantes zonas húmedas.   Como unos cuantos se habían dormido en el primer "crono"  esta era la última oportunidad de hacer un tiempo decente. Consecuencia: un montón de revolcones y banderas amarillas por todas partes.  Di tres vueltas medio buenas y, en la cuarta, entrando "contento" en la curva de entrada a meta, casi me puse la moto por sombrero.  José Manuel: cálmate, que tienes una edad.     Decidí dejar aquí los entrenos, cuando aún faltaban veinte minutos.  Me dejarán el porras, supuse.

    Salieron los tiempos, y estoy...... ¡quinto!, ¡habiendo dado solo tres vueltas!  No está mal, chaval, aun te acuerdas de ir en moto.

    Quedaban tres horas hasta la carrera, así que cambié los dos neumáticos, solté un poco la precarga de la suspensión delantera y le puse un cirio (gordo) a San Pancracio

    Cuatro de la tarde, no hacía calor. Menos mal.  Ocupé mi puesto: Segunda linea, pero en el lado malo (por el interior).  El director de carrera se retiró.  Semáforo rojo...y.....¡salida!.     No solté bien el embrague y me pasaron dos, pero los volví a pasar en la frenada.   A final de recta la Guzzi 1.190 de Segarra ya nos había sacado diez metros (si eso es una clásica, que venga Dios y lo vea). En las primeras vueltas me pegué a los primeros y marqué algún 1,53 , pero, inexplicablemente, desde la tercera vuelta, bajé el ritmo, primero a 54, y luego a 55, con lo que se alejaron irremisiblemente. Carrera sin historia.   Al final, alegría, porque solo Segarra era de mi categoría.  Quedé segundo. Subí al podium.   Me faltaba práctica descorchando el cava, pero el placer de remojarme en burbujas doradas no me lo quita nadie.   Segundo en el campeonato...y con un carro de polos....

  • Los últimos serán los primeros....

    Cuando, hace dos mil años, el apóstol de turno dijo frasecita del título, dudo que estuviera pensando en motos, pero sé de más de un directivo de Honda que estará encomendándose al santoral completo antes de comparecer ante su consejo directivo para explicar que lo de "Honda es Número Uno" ha pasado a la historia y que Kymco, una marca que tanto han despreciado,  les ha pasado la mano por la cara.   


     

    Kymco, que no vende aquí más que scooters (y unas pocas custom) casi todos de pequeña cilindrada,  ha sido la marca más vendida de España.   El éxito de Kymco es el éxito de la modestia. De los productos de calidad a precio razonable.  De una política de precios estable y previsible. De una relación con sus concesionarios que considera más importante la viabilidad del concesionario que la posibilidad de "colocarle" una partida de motos.  Del análisis de mercado riguroso.

     

    Cuando Honda, Yamaha o Piaggio reunen a sus concesionarios, son frecuentes los insultos y las descalificaciones (¿Eh sr.Mercader?), El nombramiento de un nuevo concesionario es visto por la fábrica de turno como la oportunidad de endilgarle al pobre incauto un trailer lleno de trastos invendibles que, hasta ese momento se estaban pudriendo en el fondo del almacén. Si sobrevive a esta primera andanada, al cabo de un mes recibirá la visita del delegado, que no intentará colaborar para que venda más motos, sino que descalificará su gestión y le amenazará con retirarle la concesión si no se vuelve a cargar de motos hasta que le salgan por las orejas.

     

     

     

1-10 de 14

Subir