Blog - abril '16

  • Más batallitas....digo, carreritas

    A pesar del tiempo transcurrido no había dedicado mucho tiempo ni dinero a mejorar mi vieja FZ 750, mi "carro de polos", que en realidad había ido a peor, porque las verificaciones son cada vez más duras y me obligaron a quitar algunas piezas importantes, como la llanta trasera de FZ6, que, al ser de 17 pulgadas me permitía montar neumáticos modernos y las pinzas de freno monoblock, que también fueron consideradas demasiado modernas por los comisarios técnicos (un día hablaremos sobre los criterios de verificación en función de lo famoso de tu apellido).      Total, que arranqué la temporada con una moto peor que el año pasado.  Eso sí, la habia dejado preciosa, pintada como la oficial de Yamaha USA que pilotó Eddy Lawson en el año 85. A ver si se le pegaba algo.....

    Con estas me presenté en el circuito de Alcarrás, yo solo, con mi furgo, mi caja de herramientas, mi carpa y mi vieja Yamaha.        Ambientazo espectacular:  69 inscritos en clásicas, de ellos, 47 en mi categoría.  Camiones, equipazos, pilotos venidos de media España....¡bufff!  ¡José Manuel, me parece que te van a pasar por encima de la cabeza...!

    Hacia fresco y acababa de llover. Salí a la primera tanda de entrenos cronometrados con los neumáticos viejos, con  cuarenta vueltas en las lonas.  Pues sí,  bastante mojado, pero agarra bien. Pasé a unos cuantos que parece que iban pisando huevos ¡chavales, que esto es una carrera!.    Acabé la tanda. 1,59 en mojado ¡ 4º mejor tiempo de 69 tíos! . No está mal.   

    En el segundo entramiento cronometrado, el viento había secado parte del circuito, pero quedaban bastantes zonas húmedas.   Como unos cuantos se habían dormido en el primer "crono"  esta era la última oportunidad de hacer un tiempo decente. Consecuencia: un montón de revolcones y banderas amarillas por todas partes.  Di tres vueltas medio buenas y, en la cuarta, entrando "contento" en la curva de entrada a meta, casi me puse la moto por sombrero.  José Manuel: cálmate, que tienes una edad.     Decidí dejar aquí los entrenos, cuando aún faltaban veinte minutos.  Me dejarán el porras, supuse.

    Salieron los tiempos, y estoy...... ¡quinto!, ¡habiendo dado solo tres vueltas!  No está mal, chaval, aun te acuerdas de ir en moto.

    Quedaban tres horas hasta la carrera, así que cambié los dos neumáticos, solté un poco la precarga de la suspensión delantera y le puse un cirio (gordo) a San Pancracio

    Cuatro de la tarde, no hacía calor. Menos mal.  Ocupé mi puesto: Segunda linea, pero en el lado malo (por el interior).  El director de carrera se retiró.  Semáforo rojo...y.....¡salida!.     No solté bien el embrague y me pasaron dos, pero los volví a pasar en la frenada.   A final de recta la Guzzi 1.190 de Segarra ya nos había sacado diez metros (si eso es una clásica, que venga Dios y lo vea). En las primeras vueltas me pegué a los primeros y marqué algún 1,53 , pero, inexplicablemente, desde la tercera vuelta, bajé el ritmo, primero a 54, y luego a 55, con lo que se alejaron irremisiblemente. Carrera sin historia.   Al final, alegría, porque solo Segarra era de mi categoría.  Quedé segundo. Subí al podium.   Me faltaba práctica descorchando el cava, pero el placer de remojarme en burbujas doradas no me lo quita nadie.   Segundo en el campeonato...y con un carro de polos....

Subir